19/2/09

NANDA DEVI



¿Podemos estar markados desde ke nacemos? ¿Kreamos nuestro propio destino? ¿Puede kondicionarnos nuestra vida (o nuestra muerte) el modo en el ke la gente nos mira, nos kree,... o lo ke se espera de nosotr@s?....

Esta es la historia de alguién ke si "volviera" es posible ke pudiera kontestarnos todas estas preguntas. Es la historia de Nanda Devi Unsoeld.

El Nanda Devi es el segundo pico más alto de la India,después del Everest. Tiene una altitud de 25.645 pies de altura, y se enkuentra en el Garhwal del Himalaya(India). Su nombre signifika "Diosa luminosa" y está konsiderada komo una de las montañas más sagradas del mundo.

No es de extrañar ke esta montaña kale muy profundo en el korazón de los alpinistas y amantes de la montaña... Pero en nadie kaló tan adentro komo en el guia norteamerikano Willi Unsoeld, ke fascinado por la magia de esta montaña le puso su nombre a su propia hija, Nanda Devi Unsoeld.
La niña pasó su infancia soñando kon ser alpinista komo su padre y algún dia poder eskalar el Nanda Devi. Y llegó el dia en el que a su padre le ofrecieron el formar parte de una expedición muy importante al Nanda Devi. Willi konsiguió hacer a su hija la persona más feliz del mundo al lograr ke aceptaran que Nanda Devi les akompañase en la ascensión.... Pero antes le preguntó si "estaba preparada para eskalar su nombre".... Y ella, emocionada contestó ke sí.
La expedición partío kon 13 personas en Septiembre de 1976 y se hizo famosa por la llegada a la cumbre de 3 de sus miembros,... pero la tragedia había okurrido unos cientos de metros más abajo...
Nanda Devi, exahusta de agotamiento, helada de frio, y sín un gramo más de fuerza en su kuerpo moría en los brazos de su padre. Sabía ke iba a morir y kería kedarse allí mismo, ¿ Ké mejor tumba ke su propio nombre?....
Willi arrodillado en la nieve junto a sus kompañeros, ante el kuerpo ya kadaver de su amada hija, inmune al dolor ke el frio le producia en todo el kuerpo.... exortó:
"Gracias al mundo" , "Gracias por la belleza ke enkontramos en el riesgo".
Después de ésto los tres eskaladores principales de la expedición empujaron el kuerpo de la joven al vacio de la kara Noreste del Nanda Devi.

¿ Pudo, el peso de su nombre, kondicionar la muerte de Nanda Devi, komo había kondicionado su vida? ¿ Es posible ke el propio subkonsciente nos lleve a la muerte, komo también a la meta vital? ¿Tenemos el dominio de kienes somos o nos krea nuestra imagen exterio? ....... ........... .......... o ¿ Es todo una jodida kasualidad?........


Para más información konsultar: "Nanda Devi. The tragic expedition" John Roskelley

15 comentarios:

Naia dijo...

Me encantó la historia!! x cierto mi nombre significa deseo jeje...

Besos!!

Alicia dijo...

Ufff,dificiles cuestiones las que planteas!
A veces creo y otras no en el destino. Pienso que lo condicionamos nosotros mismos con nuestras actitudes y decisiones en la vida.
Aunque en otras ocasiones somos ajenos a todo,parece que son los demás los que dirigen nuestras vidas..Como en el caso de ésta pobre chica. Fué su padre, su forma de vida y su aficción por la montaña, la que llevó a su hija a la muerte.
Casualidades?..mmm, más creo en las causalidades.
Cuidateeeeeee..Te mando un abrazo analgésico, para que te mejores, jeje.

luo dijo...

Pues nano, espero ser dueño de mi propio destino, si la cago, la cago yo, si me dirigiera otra persona, ejjjque me la cargo... jijijiji

No se que decirte, ya tengo bastante con el Karma y que mi nombre significa "luz" , no quiero pensar en más...

jijijiji

abrazos, tiernos porque estás malito, pero no te acostumbres, que lo que yo adoro son las mujeres jijijjijijiji

Troba dijo...

trágica historia en las alturas...

saludos!

MATANUSKA dijo...

me ha gustado muchisimo amigo la historia.

que tal estas?

besos

buen finde

Lobo Atento dijo...

Te sabes muchisimas historias curiosas, madre mia, casi todas las desconozco.
Me gusta pensar que somos dueños de nuestro destino, que nuestras palabras y acciones nos guian hacia uno u otro camino... si no... que poco sentido tendria la vida.

V de Vanesa dijo...

Hermosa historia compañero. Yo ccreo en el destino pero siempre coindicionado por lo que cada uno escoge en cada momento. De todas formas enfrentarse a las fuerzas de la naturaleza conlleva un riesgo muy alto que en este caso mereció la pena por lo que tiene de simbólico.

Abrazos

greentriping dijo...

Un gran relato..
Aveces todas esas preguntas que formulas en tu mente, se presentan en un momento en el que el universo,naturaleza y el hombre se fusionan para dar algunas respuestas...

maloles dijo...

Pues no fuí a S.A! Era un poco caro, y los he visto varias veces... Además, para que toquen las canciones nuevas y tal. Iba a estar lleno de niñatos, por lo que yo supe. Así que nada, la crisis puede más. Tengo a la mitad de mis amigos en el paro... Qué mierda.
Y nada, los veré en el Viña!:D


Muas!

manly dijo...

Toda una tragedia.

kayako saeki dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Damián dijo...

A veces, amigo, parece que es mejor no pensar demasiado.
Uno puede volverse loco de la concatenación de los acontecimientos pasados y futuros.
Un abrazo enorme, me encantó tu entrada montañera.

lys dijo...

Qué trágica historia... el nombre se lo puso su padre como a mi hermana la llamó mi padre STAR, pero a diferencia de Nanda Devi mi STAR no se caerá de las estrellas, o sí? quien sabe.

Creo que el destino no existe, si no que una serie de decisiones pueden llevarnos a diferentes destino, destinos que casi siempre está en nuestra mano cambiar.

Sólo mi opinión, te dejo un beso.

Cris de Cos-Estrada dijo...

¿quién sabe? si no hubiera subido quizás habría sido una mujer muy infeliz... pero decidió hacerlo, y seguro que murió tranquila porque hizo realidad su sueño. Mejor morir haciendo lo que a uno le gusta que vivir siempre muerto.

Arlekyn dijo...

es si consultaramos al Jodorowsky, creo que el tambien tendria respuestas...

Que loco, tal vez no estaba preparada pa escalar la imponencia de su nombre...

Yo morire en el intento de superar mi nombre?

Un abrazo del tamaño del mar...